La Tienda Online del Limpiador Ultrasonidos

Compra el tipo de Limpiador Ultrasonidos que deseas y recíbelo en la comodidad de tu casa con Envío Gratis

¿Qué Tipo de Limpiador Ultrasonidos Buscas?

Elije el tipo de limpiador de ultrasonidos que buscas por la categoría a la que corresponde.

Limpiador Ultrasónico Dental (14)

Cepillo de Limpieza Facial Ultrasónico (22)

Aparato Radiofrecuencia Facial Ultrasónico (28)

Cepillo Dental Sónico (25)

Limpiador de Inyector por Ultrasonido (11)

Limpiador Ultrasónico de Joyas (21)

Limpiador Ultrasónico para Laboratorio (23)

Limpiador Ultrasónico Gafas (11)

Espátula Ultrasónica Facial (16)

Limpiador Facial Ultrasónico (66)

➡️ ¿Qué es un Limpiador con Ultrasonido?

¿Qué es un Limpiador con Ultrasonido?

Un limpiador con ultrasonido es un dispositivo que limpia diferentes tipos de elementos utilizando, como su nombre lo indica, ultrasonido; pero además, agua o un solvente de limpieza apropiado.

Un limpiador con ultrasonido ofrece la eliminación completa y rápida de suciedad, gérmenes y otros contaminantes de los elementos que se colocan en su tanque de agua, que se agita con ondas sonoras de alta frecuencia.

Los limpiadores ultrasonido vienen en diferentes tamaños, incluso puedes conseguir un aparato de ultrasonido portátil.

¿Qué es el Ultrasonido?

El ultrasonido son vibraciones que se transmiten a través de un medio, como el aire, el agua y los metales.

La onda ultrasónica se define como «sonido de frecuencia superior a la que puede ser audible para el ser humano», cuya frecuencia generalmente supera los 20 kHz.

Cómo Funcionan los Limpiadores por Ultrasonido

▶ Los limpiadores por ultrasonidos utilizan tecnología ultrasónica, y agua o una solución de limpieza específica para limpiar y desinfectar una variedad de artículos que van desde joyas y herramientas médicas hasta equipos electrónicos.

▶ La mayor parte de las veces operan en frecuencias que van de 20 a 400 kHz. Dependiendo de la eficiencia del transductor y de los elementos a limpiar, la limpieza puede durar de 3 a 30 minutos (la mayoría de los ciclos oscilan entre 3 y 6 minutos).

▶ Una vez que se coloca un elemento en el compartimiento de limpieza y se llena con el líquido adecuado, generalmente un solvente, se enciende el dispositivo. Un transductor generador de ultrasonido crea ondas ultrasónicas cambiando de tamaño en combinación con una señal eléctrica, que oscila a una frecuencia ultrasónica.

▶ Esto causa miles de minúsculas ondas de compresión, que esencialmente están dividiendo el líquido y creando millones de burbujas microscópicas de vacío en un proceso llamado cavitación.

▶ Una vez formadas estas burbujas inestables, colapsan sobre sí mismas con una enorme energía que produce más de 20.000 lbs. de presión por pulgada cuadrada y 5.000 kelvins de calor. Las burbujas son lo suficientemente pequeñas como para no dañar el elemento que se está limpiando, pero tienen el poder de eliminar la suciedad de la superficie y otros contaminantes.

▶ Cuanto más alta sea la frecuencia utilizada para crear estos mini vacíos, más pequeños serán los nodos entre los puntos de cavitación y más lejos podrá llegar el poder de limpieza a las minúsculas hendiduras.

▶ Dado que los limpiadores ultrasonido están utilizando esta increíble potencia producida como efecto secundario de la cavitación, no requieren de aquellos productos de limpieza más fuertes utilizados en la mayoría de las aplicaciones de limpieza industrial.

 

✔ Cosas a Considerar al Comprar un Limpiador Ultrasonido

Antes de comprar un limpiador ultrasonido, necesitas identificar qué vas a limpiar. Este es uno de los factores más importantes a considerar antes de la compra, ya que diferentes limpiadores se adaptarán mejor a ciertas tareas.

La mayoría de los limpiadores por ultrasonidos operan en frecuencias que van de 35 a 45 Khz, lo que es adecuado para una variedad de tareas de limpieza.

  • Si vas a limpiar joyas o aparatos electrónicos muy delicados, es mejor que busques un limpiador ultrasonido para joyas, que pueda funcionar en un rango de frecuencias más alto, más cerca de los 130 kHz.
  • Por otro lado, si estás limpiando objetos más duraderos que necesitan un gran poder de limpieza para eliminar los abrasivos, deberás buscar uno capaz de operar con frecuencias más bajas en el rango de 25 kHz.
  • Otro factor importante que debes tener en cuenta es el tamaño del tanque y de la cesta. Debes asegurarte de que los objetos que planeas limpiar puedan caber en el tanque, de lo contrario no importará cuán potente sea la unidad.
  • Cuando mires las dimensiones del limpiador ultrasónico que deseas comprar, asegúrate de hacer una comparación entre el tamaño de los objetos que vas a limpiar con el tamaño de la cesta, que es más pequeña que el tanque.
  • Comprueba también la profundidad de trabajo de la solución de limpieza, ya que no puedes poner la solución de limpieza hasta el borde (sólo porque un tanque sea lo suficientemente grande, no significa que la solución pueda aprovechar toda su profundidad como para cubrir completamente los elementos a limpiar).
  • Si vas a limpiar elementos delicados que necesitan una limpieza de precisión, debes estar atento a los modelos que tienen un modo de barrido.
  • Se trata de una pequeña variación continua en la frecuencia que evita la creación de zonas muertas: áreas con una concentración mínima de burbujas de cavitación. Además de los puntos calientes: zonas con una alta concentración de burbujas de cavitación.
  • Los puntos calientes pueden dañar los artículos delicados, pero si está limpiando artículos resistentes en los que la precisión no es un factor, no necesitará un modo de barrido.

¿Qué cosas puedo limpiar con un Limpiador Ultrasonidos?

El limpiador ultrasonidos utiliza ondas sonoras de alta frecuencia (generalmente de 20-400 kHz) para agitar el disolvente, desarrollando cavitación y burbujas microscópicas en él.
Estas burbujas cuando chocan con fuerza contra la superficie de objetos como metales, vidrio, cerámica, caucho, plástico, etc., ayudan a que se limpien eliminando la suciedad adherida y contaminantes presentes en su superficie.

La mayoría de estos limpiadores por ultrasonido de hoy en día son buenos para limpiar elementos como:

  • Joyas y relojes
  • Piezas electrónicas como PCBs
  • Monedas y metales antiguos
  • Piezas automotrices como carburadores
  • Aerógrafo, máquinas de tatuaje, cabezales de afeitado, etc.
  • Dentaduras postizas, lentes de contacto y otros equipos médicos
  • Armas, cajas de latón, carretes de pesca, palos de golf y otros equipos deportivos

¿Qué cosas NO colocar en un limpiador ultrasónico?

Aunque un aparato de limpieza por ultrasonidos es bueno para usar en la mayoría de los metales valiosos y artículos en el hogar, no se recomienda su uso para algunos objetos de valor como:

  • Diamantes
  • Perlas
  • Piedras preciosas
  • Joyería de fantasía
  • Joyas de tungsteno

Las joyas hechas de estos materiales son valiosas y pueden dañarse por la agitación poderosa o la fuerza creada en la máquina.

Hay pocas buenas opciones disponibles que se pueden comprar para limpiar estos elementos de manera segura.
Además de los puntos anteriores, también se aconseja no colocar ninguna parte del cuerpo mientras se utiliza el dispositivo. Si es necesario, puedes usar protección como guantes térmicos y gafas protectoras para que que no sufras ningún tipo de irritación, quemaduras o molestias en la piel.

¿Un Limpiador Ultrasonidos esteriliza y mata bacterias?

La esterilización de equipos e instrumentos quirúrgicos es uno de los elementos más importantes en campos médicos como la odontología.

Es difícil de creer, pero es cierto, que la limpieza de los equipos médicos que están muy contaminados con saliva y sangre se puede hacer sin ningún tipo de aparato de alta gama.

Estos limpiadores ultrasonidos también son muy útiles para esterilizar máquinas de tatuaje que se contaminan (y no son higiénicas) después de haber sido usadas una vez para tatuar.

✓  Nota: Aunque un equipo de esterilización por ultrasonido puede eliminar todos los contaminantes (visibles y no visibles al ojo humano), es difícil de esterilizar, eliminar y matar el 100% de las bacterias y patógenos.